El control horario

El artículo 35.5 del Estatuto de los Trabajadores determina que “a efectos del cómputo de horas extraordinarias, la jornada de cada trabajador se registrará día a día y se totalizará en el periodo fijado para el abono de las retribuciones, entregando copia del resumen al trabajador en el recibo correspondiente (nómina)“.

Este punto es uno de aquéllos en los que las empresas suelen fallar y lo cierto es que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social está revisando este concepto, por ello aprovechamos esta ocasión para señalarles que el incumplimiento de este precepto es considerado falta grave sancionable por la Inspección de Trabajo, por lo que es recomendable la implantación del “Registro de Control Horario ” en cada empresa, entregando copia del mismo a los trabajadores de manera mensual, junto con la nómina.

El control horario se puede realizar por medios automatizados o de manera manual con, por ejemplo, una hoja donde se vayan rellenando los horarios a los que entran y salen los trabajadores.

Control horario