Un breve repaso a la figura del autónomo

El darse de alta como autónomo es, ante todo, una obligación para quien quiera ejercer una actividad por cuenta propia. El alta debe ser previa al inicio de la actividad o a la emisión de las primeras facturas, nunca posterior. Cuando se tiene un establecimiento abierto al público es necesario, además, la obtención de la preceptiva licencia de apertura que, previo examen del proyecto elaborado por técnico competente y una vez comprobado que se cumple los requisitos legalmente exigidos, otorgará el Ayuntamiento del municipio en que dicho establecimiento se encuentre. En algunos casos, dependiendo de la actividad, bastaría con una declaración responsable.

Alta en la Seguridad Social

Para darse de alta en la Seguridad Social, hay que indicar el CNAE y el epígrafe del IAE, ambos índices referentes a la actividad concreta que se va a ejercer.

Otra cuestión a decidir es la base por la que se quiere cotizar, así como si se quiere cotizar también por Contingencias profesionales (accidente de trabajo y enfermedades profesionales) y/o por cese de actividad. También es elegible la Mutua para la cobertura de la incapacidad temporal por contingencias comunes.

Para asesorarte respecto de todas estas cuestiones, puedes contar con nuestro departamento de Laboral.Logo grande.jpg

Alta en Hacienda

Para darse de alta en Hacienda hay que cumplimentar un modelo 036 o 037 en el que se seleccionará el epígrafe del IAE correspondiente a la actividad a realizar así como las obligaciones fiscales inherentes al ejercicio de dicha actividad por cuenta propia. Es el momento también de tomar algunas decisiones al respecto y de informar a la Agencia Tributaria sobre todos los detalles relativos al local o locales en que se desarrollará la actividad, en su caso.

Cada vez es más importante realizar este trámite con la mayor precisión, dado que la Agencia Tributaria cada día se toma más en serio las obligaciones formales de los contribuyentes. Dejar de marcar la casilla adecuada podría traerte más de un dolor de cabeza, por lo que te invitamos a asesorarte por profesionales en la materia: estamos para ayudarte.

¿Y el certificado electrónico o firma digital?

La obtención de este certificado facilitará, de manera decisiva, la agilización de todos los trámites  necesarios para el alta, especialmente los que tienen que ver con la Seguridad Social.

Si tienes dudas al respecto o te resulta tedioso por la configuración que se exige en tu ordenador, también podemos ayudarte con esta cuestión.

Aunque apenas tenga ingresos, ¿me tengo que dar de alta como autónomo para hacer una actividad?

Aunque puedan plantearse matices, la respuesta a esta pregunta es “Sí”, hay que darse de alta, tanto en Seguridad Social como en Hacienda para desarrollar una actividad; incluso cuando los ingresos son bajos o muy bajos.

A este respecto sí hay que destacar la importante novedad que supone que, desde el inicio de 2018, se cotiza por los días que se está de alta y no necesariamente por meses completos.

¿Y qué hay de la llamada tarifa plana?

Para aquellas personas que no hayan estado de alta como autónomos en los dos años anteriores al nuevo alta, está previsto un sistema de bonificaciones que permite cotizar el primer año en la base mínima por unos 50€ al mes, con una subida posterior de las cotizaciones hasta alcanzar la cuantía normal a abonar por cotizar por la base mínima.

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web.
Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies