Tipo de contrato, vacaciones e indemnización: tres claves a revisar si trabajas en verano

trabajo-verano

¿Trabajas en verano? Tipo de contrato, vacaciones e indemnización, tres claves a revisar

Es verano y ya sabemos que es época de contrataciones temporales. Sectores como la hostelería, atención al cliente o el comercial y de ventas experimentan un aumento en el número de personas contratadas para hacer frente a la actividad que durante los meses estivales suele concentrarse.

Pero si te toca trabajar en esta época ¿conoces los derechos que te asisten? Te contamos tres claves que debes tener en cuenta.

Tipo de contrato

En la mayoría de estos casos, el tipo de contrato será por obra o servicio, en donde existe una fecha de inicio pero no de finalización, que queda abierta a cuando la actividad para la que se contrató cese. Pero existe una particularidad a tener en cuenta.  Si estos contratos se alargan más allá de la campaña de verano, hay jurisprudencia que los considerará como indefinidos.

Vacaciones

Al ser una contratación de una duración determinada, las vacaciones deben ser abonadas a la finalización del contrato, puesto que es de suponer que no serán disfrutadas en un período laboral tan corto. ¿La recomendación? Cuando se extinga el contrato, revisar muy bien que se han pagado conforme al tiempo trabajado.

Indemnización

Todos los contratos temporales tienen derecho a una indemnización, que se calculará con la referencia de 12 días por año trabajado y se adaptará al período laboral que se haya invertido.

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web.
Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies